viernes, 28 de febrero de 2014

WEIRD WEST: Cazadores de vampiros, pistoleros y el salvaje oeste en Dlorean


 

 
            Weird West es una serie, dentro de la Colección Savage, que recuperará las historias del oeste, con tintes sobrenaturales, lo que se suele llamar Weird Western. Un universo compartido, con un elenco de escritores e ilustradores de auténtico lujo, y que en unos meses, podréis disfrutar del primer volumen de la serie. Serán volúmenes compuestos de tres novelas cortas, cada una de ellas de un escritor diferente y personajes distintos, pero todos enmarcados en el mismo universo, el universo de Weird West.

Raúl Monstesdeoca, director del Proyecto Pulp y escritor  de La Máquina del Juicio Final, nos explica cómo se fue gestando este apasionante proyecto.

 

 

 
            Desde que conocí la existencia hace ya unos añitos de Cazadores de Vampiros de Lem Ryan, había tenido unas ganas locas de echarle el guante a este bolsilibro. Esta novela me atrajo desde el minuto cero pero era imposible hacerse con ella. Fue publicada allá por el año 1983 en la Colección California de la Editorial Bruguera. En la actualidad, como os imaginaréis, está descatalogada y solo puede conseguirse con muchísima suerte de segunda mano. Eso está a punto de cambiar.

            Pero antes de embarcarnos en los planes de futuro vamos a hablar un poco del pasado por seguir cierto orden cronológico. Soy un fan declarado del weird western, por eso era lógico que me atrajese este tipo de novela. Ya había leído Rancho Drácula del inmortal Silver Kane y me había encantado. Al saber que existía otro bolsilibro sobre esta temática, durante un tiempo se convirtió en casi una obsesión hacerme con un ejemplar de esta singular obra. Y sí, digo singular porque hay una pequeña historia detrás de Cazadores de Vampiros que conocí algún tiempo después y que merece la pena ser relatada.
 

            Gracias a nuestra comunidad Proyecto Pulp en Facebook tuve la fortuna de conocer a Lem Ryan. Lem es un apasionado de lo que hace, además de alguien muy cercano y generoso. Fuimos intercambiando mensajes y no tardé mucho en hablarle de la novela que da título a este artículo. Le conté que mataría por conseguir un ejemplar de ella y en menos de un minuto Lem ya me había enviado una copia por internet. Bullía literalmente de emoción cuando abrí aquel archivo pdf. Comencé a leer entusiasmado y conforme iban avanzando las líneas, empezaba a darme cuenta de que la larga espera había merecido la pena. Era una perfecta mezcla de western y película de terror que podría haber filmado la Hammer en sus momentos más álgidos. La devoré, olvidándome del mundo hasta que no acabé de leerla de cabo a rabo. Terminé más que satisfecho de una historia que tenía acción, terror, amor, aventura y unos cuantos guiños a la literatura popular universal.

            Teniendo en cuenta las limitaciones del formato, que no daban para grandes malabarismos literarios por su reducida extensión, era una historia apasionante que dibujaba todo un universo weird western. Lo primero que pensé poco después de terminarla tuvo que ser algo así como “¡Quiero más!”.
Los vampiros en el far west por José Baixauli
 

            Esta novela es singular en muchos sentidos. Lem Ryan saca su vena rebelde y consigue colarles a Bruguera una novela de terror en una colección del Oeste, algo que iba contra las normas de la casa. En las novelas de terror salen monstruos y en las del oeste salen cowboys, decían las cabezas (poco) pensantes de la editorial. De la misma manera que trató de hacer una saga de su personaje bárbaro Katham, hasta que le obligaron a cambiar el nombre del protagonista para evitar que se hiciera demasiado conocido. Esto le añadía algo más de mítica a Cazadores de Vampiros en mi Olimpo particular.

            Seguía apasionado con la idea de ese universo mezcla de terror y western que Lem Ryan presentaba en la novela. Hasta tal punto me apasionó que empecé a pensar cómo podrían continuar las aventuras de Jonathan McIntire, el protagonista de la historia. Le eché morro al asunto y le propuse a Lem Ryan hacer una continuación de su bolsilibro tan solo por el placer de hacerla. Ya había dicho anteriormente que Lem es muy generoso, así que me dejó jugar un ratito con sus juguetes y me puse a ello.
Ilustración de José Baixauli

            Más o menos en ese punto apareció en el proyecto Carlos Díaz Maroto, también admirador y amigo de Lem Ryan. Se mostró apasionado con el proyecto y empezó a cuajar la idea de crear un universo compartido, situado en el mundo que Lem Ryan nos había perfilado en la novela original. El potencial que se nos presentaba era demasiado grande y bueno como para que quedase solo en aquella magnífica novela corta. La semilla fue creciendo y se nos fueron uniendo Néstor Allende, Miguel Ángel Naharro, Luis Guillermo Del Corral, Pako Domínguez, Luis Guallar, Alejandro Castroguer y Ana Morán Infiesta. Bien acompañados por las geniales ilustraciones de José “Máquina de dibujar” Baixauli. Con la genial noticia añadida de que Dlorean Ediciones estaba muy interesada en publicar las novelas de la serie. Era como un sueño hecho realidad, ya teníamos todo lo necesario para despegar.
Gran parte del grupo salvaje de autores de la serie Weird West
 

            El primer volumen, espero que de muchos, recuperara esta novela imposible de conseguir de Lem Ryan y además dos novelas más. Una de ellas escrita por mí que llevará el título de Dinastía Drácula, que es una secuela directa de Cazadores de Vampiros. La segunda se titulará Los Hijos de la Noche de Carlos Díaz Maroto, que también continúa la saga que comienza con la aventura original.

            En mi caso y en el de Carlos hemos tratado de expandir el universo desarrollando apuntes que Lem insinuaba en la primera novela. La presencia del Conde Drácula en el Far West norteamericano nos abre un sinfín de posibilidades. Ha sido y sigue siendo apasionante ir perfilando las líneas argumentales de las nuevas aventuras y de los personajes que se van a ir uniendo a esta increíble saga. Un universo compartido en el que veremos cómo cruzan sus caminos monstruos y héroes de lo más variado, además de todo un elenco de personajes que pueblan las “zonas grises” de este fantástico y terrorífico Nuevo Mundo.

Ilustración de José Baixauli para la serie
            ¿Te gustan las pelis del Oeste? ¿Te gustan las pelis de monstruos? Pues aquí vas a tenerlo todo en uno. Acción y terror sin parar en un tributo a los viejos bolsilibros que ya forman parte de nuestra cultura popular.
 
 
Raúl Monstedeoca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada